TodOpera
You can help TodOpera too:
Click here to be a part of it now
Your donations are welcome!

Thomas : Mignon

New York, Carnegie Hall, 1984 (Audio)

Director: Kenneth Montgomery


Interpretes:
  • Frederica von Stade
  • Gianna Rolandi (Philine)
  • Barry McCauley (Wilhelm)
  • Robert Lloyd (Lothario)
  • Barry Stilwell (Laerte)

    Archivos para descarga:
    1. https://rapidshare.com/files/2083851199/Mignon_NY_1984.rar


  •   Frederica von Stade
    Frederica von Stade
    Comentarios
    (Extraido y editado de Cl�sica y Opera)

    �pera en tres actos. Libreto de Michel Carr� y Jules Barbier, basado en la novela de Goethe, Wilhelm Meister.

    Personajes: Mignon (mezzosoprano, ocasionalmente soprano); Philine (soprano); Wilhelm Meister (tenor); Lothario (bajo); Laertes (tenor); Jarno (bajo); Friedrich (tenor); el pr�ncipe, el bar�n, Antonio, un apuntador, gitanos, actores, etc.

    Lugar y �poca: Los dos primeros actos en Alemania, el tercero en Italia, aproximadamente en 1790.

    Argumento: Ante una posada alemana hay una abigarrada multitud. Lothario, un viejo arpista, se acerca por el camino; su mente a menudo confundida reflexiona sobre una hija a la que secuestraron hace a�os. Un grupo de gitanos ejecuta una danza. Jarno, su jefe, quiere obligar a una muchacha a que baile, pero un joven viajero lo impide interponi�ndose valientemente.

    Un grupo de actores que acaba de llegar observa la escena, y Philine, la joven prima donna, coqueta y de una belleza seductora, decide hacer caer en sus redes al joven, indudablemente rico y adem�s muy simp�tico. La presentaci�n se hace en seguida: se trata del se�or Wilhelm Meister de Viena, de buena familia, que viaja por el mundo. Mignon (as� se llama la joven gitana que ha salvado) le ha regalado t�midamente, pero con agradecimiento, un ramo de flores, y ve con tristeza que Wilhelm se lo entrega a Philine.

    Meister decide, despu�s de una conversaci�n con Mignon, liberar a la joven de su amargo destino y rescatarla, pagando una cantidad, del brutal Jarno. Mignon no sabe nada de s� misma, no sabe de d�nde procede e ignora su edad. S�lo un pa�s lejano vive de manera confusa en su recuerdo, el pa�s de sus anhelos, tal vez su pa�s de origen. Mignon canta a Wilhelm Meister una canci�n sobre este tema, que se ha hecho famosa. La frivolidad de Philine destruye una y otra vez la atm�sfera rom�ntica que rodea a Mignon. El grupo de actores ha sido contratado en un castillo cercano y Wilhelm Meister decide seguirlos. Mignon, que deber�a irse con el viejo Lothario, no quiere separarse de su salvador.

    De modo que �ste decide llevar consigo a la joven, disfrazada de paje. En un d�o melodioso (�L�geres hirondelles�), Mignon se despide de Lothario.

    El primer cuadro del acto segundo se desarrolla en el camerino que Philine tiene en el castillo. Llega Wilhelm. Se siente atra�do cada vez con mayor fuerza por la vital, provocativa y coqueta Philine. Mignon observa con tristeza el juego de ambos. Cuando se queda sola en el camerino, comienza a maquillarse y se pone un vestido de Philine. Friedrich, un admirador de Philine, entra por la ventana en el instante en que Wilhelm vuelve al camerino. Ambos se declaran a Philine: el duelo parece inevitable. La preocupada Mignon se da a conocer. Friedrich se parte de risa, Meister est� avergonzado y dice a la joven que no siga con �l. Llega Philine y se burla de Mignon, que vuelve a ponerse r�pidamente la ropa de gitana. Con aflicci�n observa a Wilhelm mientras �ste ofrece el brazo a Philine para acompa�arla a la representaci�n.

    Mignon ha corrido al parque y piensa quitarse la vida. Los sonidos del arpa del viejo Lothario la hacen volver en s�. En sus brazos llora su destino. Se oye un lejano aplauso; vitorean a Philine. En una extra�a alucinaci�n, Mignon ve el castillo ardiendo por los cuatro costados.

    La representaci�n ha llegado a su fin (seg�n el libreto se ha interpretado el shakespeariano Sue�o de una noche de verano, donde Philine tiene el papel de Titania, personaje al que se refiere su siguiente aria), y los espectadores, entusiasmados, acompa�an a los actores principales al parque, donde piden un bis a Philine. Thomas compuso para esta ocasi�n la brillante polonesa �Je suis Titania�, que se ha convertido en una de las piezas maestras para soprano de coloratura. Lothario confiesa susurrando a Mignon que ha prendido fuego al castillo para cambiar el destino de ella. En el mismo instante, Philine ordena a la joven que vaya a buscarle un ramo de flores que ha olvidado en el teatro. Se acerca Laertes, muy alterado, y dice que el castillo est� ardiendo. Wilhelm Meister corre en pos de Mignon y logra salvarla de una muerte segura.

    El acto tercero se desarrolla en Italia, en las amplias habitaciones de un viejo palacio. Wilhelm y Lothario han llevado all� a Mignon. Tanto en la joven como en el viejo arpista se producen extra�os cambios. Lothario parece haber llegado a la claridad espiritual, es como si volviera a recordar hechos largamente olvidados y enterrados. Wilhelm Meister se siente cada vez m�s atra�do por la enigm�tica Mignon; el recuerdo de Philine, cuya canci�n aparece a manera de Leitmotiv, ya no le conmueve. El viejo Lothario recorre como un son�mbulo el palacio, que a cada paso le resulta m�s familiar. En una c�mara, cuya entrada encuentra como en un sue�o, se pone la ropa del duque Cipriani y sabe de repente que �l es este duque, que parti� hace muchos a�os para buscar a su hija, raptada por unos gitanos. Tambi�n Mignon descubre el enigma que la rodea: el palacio era su casa. Ha regresado al pa�s de su infancia, al pa�s donde florecen las naranjas de oro. Y tal como deseaba, con su amado.

    Libreto: Los escritores franceses Michel Carr� y Mes Barbier elaboraron el libreto a partir de una �novela de formaci�n�, rica en palabras e im�genes: una empresa nada f�cil en la que mucha psicolog�a y m�s de un detalle importante tuvieron que quedarse en el tintero para conservar el objetivo principal: la creaci�n de un libreto di�fano, teatralmente efectivo y que se pudiera cantar. Tomaron del argumento todo lo que pudieron: una joven secuestrada por gitanos que resulta ser heredera de un viejo castillo y de un apellido noble; una seductora fr�vola con artes de coloratura; un aventurero elegante en medio de ambas mujeres; un arpista rom�ntico, mentalmente trastornado, que gracias a unos acontecimientos maravillosos recupera la lucidez; el incendio de un castillo, un paisaje de ensue�o del sur de Europa. Los puristas literarios encontrar�n ocasi�n para poner objeciones a todas las adaptaciones oper�sticas de los textos cl�sicos. Seguramente no sin raz�n, pues las creaciones de los maestros son m�s ricas de contenido que los compendios de las versiones musicales. A pesar de todo, hay que decir que tanto Barbier como Carr�, que tambi�n refundieron el Fausto de Goethe para Gounod, procedieron de una manera comprensiva y respetuosa. Mignon se convirti� en una �pera rom�ntica que conmovi� al p�blico de la �poca.

    M�sica: Thomas fue sin duda un gran compositor, y tambi�n un melodista inspirado. Muchas cosas que hoy nos parecen empalagosas, responden al esp�ritu de la �poca. Las partes de canto, tanto en los solos como en las numerosas escenas de conjunto, tienen un desarrollo sobresaliente; el sonido de la orquesta es muy variado y a menudo brillante. Mignon es una de las pocas �peras rom�nticas cuyo papel principal ha sido confiado a una mezzosoprano.

    Historia: Ninguna de las �peras anteriores de Ambroise Thomas, por lo general estrenadas en la Opera Comique de Par�s, pudo mantenerse en el repertorio. Despu�s de Le rom�n d'Elvire, de 1860, el compositor hizo una larga pausa para trabajar con tranquilidad en Mignon. Su estreno, celebrado en el mismo teatro, el 17 de noviembre de 1866, se convirti� en un gran triunfo. Mignon pas� a ser pronto una �pera de repertorio en todo el mundo. Pero su �xito m�s grande, tal vez por las mismas razones que el Fausto de Gounod, lo cosech� siempre en el �mbito de habla alemana, a pesar de que el texto en alem�n no coincide con las palabras y versos cl�sicos de Goethe.

    Fuente: �Diccionario de la �pera� de Kart Pahlen

    Enlaces relacionados
    Thomas
    Kenneth Montgomery
    Frederica von Stade
    Gianna Rolandi
    Barry McCauley
    Robert Lloyd
    Barry Stilwell